¡Hostia!

6 septiembre 2010

"Un cura se lía a tortazos con un joven de la comisión de fiestas por romper la hostia"

Ya es gana de provocar
lo de acudir a una misa,
disponerse a comulgar
y que una vez recibida
la hostia al pie del altar
te la saques de la boca
allí en el mismo lugar
y así como si tal cosa
y sin irse de la cola
romperla allí ante el cura
con idea de hacer burla
en una pesada broma.

Pero lo que no esperaba
es que allí mismo en la boca
le diera una bofetada,
un guantazo, una torta,
o, como suelen llamarla,
una hostia muy bien dada.

Quizá el cura interpretaba
que el chaval la devolvía
por no estar bien consagrada
y le compensó en seguida
con esa hostia en la cara.

Pero el chaval no quería,
según quien lo presenciaba,
poner la otra mejilla
y al cura le devolvía
rápido y sobre la marcha,
la hostia que recibía.

El cura se dió de baja
y el chaval, que se dolía
de la hostia dispensada,
no piensa volver a misa
en unas pocas semanas.

La noticia…

Add to Facebook Add to Twitter
votar Gracias por tu click…

Una respuesta to “¡Hostia!”

  1. Lucas Garra Says:

    Bien traído. Me parto


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: