Tarjeta Roja

23 agosto 2010

"Un árbitro asesina a cuchilladas a un futbolista por protestar una falta en Brasil"

Eso es autoridad
y no la que le alababan
al árbitro peculiar
de la muy brillante calva
que fue internacional
y que ponía mil caras
que asustaban a cual más.

Si protestas, cuchillada.
¿Alguién quiere protestar?
¿Nadie ya reclama nada?
Pues entonces, ¡a jugar!.

Yo me imagino las caras
de todo aquel personal
cuando al meter a buscar
su mano hacia la cartera
en lugar de tarjeta
sacó el cuchillo letal.

Pero por si fuera poco,
cuando se quiso acercar
para aportarle socorro
el hermano del chaval
se llevó, en todo el lomo,
cuatro heridas del puñal.

Mire, señor colegiado,
parece que se ha pasado
en su forma de arbitrar
y quizá en el calabozo
usted pueda meditar
si se volvió usted loco
o si es usted subnormal,
pero no nos queda otra:
le tenemos que mostrar
a usted la tarjeta roja
y no volverá a jugar
hasta cumplir, a la sombra,
por la muerte del chaval.

La noticia…

Add to Facebook Add to Twitter
votar Gracias por tu click…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: