Becarios

22 febrero 2010

"25 becarios se formarán en la fundación elBulli"

– Dejo la carrera, madre.
– Ay, Dios mío que disgusto
que se va a llevar tu padre.
– He elegido otro futuro.
– ¿A qué vas a dedicarte?
– Me voy a hacer un becario,
pero no tipo Bill Clinton
sino todo lo contrario.
Pronto me verás unido
al equipó de Adriá
y trabajando en el Bulli.
-¡Pues tu padre va a pensar
que es un trabajo muy cursi!.
– Mamá, me voy a forrar.
– Entonces vamos, inútil,
que te enseño a cocinar.

– Primera lección del día:
“Huevo con patatas fritas”.
Va la lista de ingredientes.
Unos huevos de gallina,
patatas, sal, buen aceite
y una sarten de las mías,
de esas que no se pegan
que nos trajeron las tías
cuando fueron a esa tienda
sólo para mayoristas
.

– Vale, vale, ya lo tengo.
¿Pero crees que servirá
para que quede contento
el gran Ferrán Adriá?

– Espera, no tengas prisa,
y vamos con la receta.

“Coge un huevo de gallina
de esos de color crema,
contra un filo lo cascas
y, sin romperle la yema,
no me seas un manazas,
al aceite se lo echas…
y con cuidado que salta.
El aceite bien caliente,
que si no el huevo no cuaja
y se empapucha en aceite
como si fuera caballa.
Una pizquita de sal…

– ¿Y una pizca cuánto es?
¿Un par de gramos? ¿o más?

– Una pizca es… lo que es
no puedo decirte mas.
Una pizca, una puntita,
un pellizco y poco más,

– ¿Podrías ser más precisa,
que no me entero, mamá?

– Mira niño, la cocina,
no se puede concretar.
Apréndete éstas medidas,
o si no, vete a estudiar.
Ahora a ver por dónde iba…

– El huevo acabas de echar.
… con una ‘pizca’ de sal.

– Vale, vale, ya voy bien.
Lo dejas muy poco tiempo,
pero poco, en la sartén,
lo justo para que el huevo
se haga de esta manera:
quede cuajada la clara
más sin cocerse la yema.

– ¿Y qué hago con las papatas?

Las pelas con un cuchillo.
(porque usar un pelador
deja que te diga, niño,
que es cosa de maricón)
Ni muy gruesas ni muy finas…

– ¡Y dale con las medidas!

Y tras dejarlas metidas,
un rato en agua salada
ahora ya puedes freírlas
hasta que queden doradas.
Y pones todo en un plato
el huevo, con las patatas
y un buen pan para mojarlo.

– Este plato me parece
un tanto tradicional.
Y seguro no sorprende
al gran Ferrán Adriá…

– Pues espera que lo ‘arregle’.
Lo metes todo en un Tupper
y como por accidente
pero sin que se derrame,
lo golpeas brutalmente
y lo hace bien girar.
Lo echas ya todo al plato
y encima un buen chorreón
de lo que tengas a mano
(si es agridulce, mejor),
y ahí tienes tu gran plato:

“Huevos desestructurados
con patatas de ración
en su punto aderezados
con melosa reducción
de agridulce deslicuado
al punto de salazón”

Add to Facebook Add to Twitter
votar Gracias por tu click…

Anuncios

2 comentarios to “Becarios”

  1. Reyes Rodriguez Says:

    Has puesto PAPATAS
    Me encanta lo de que el pelador es de maricooooon!!!

  2. Nicolás Says:

    Suflé de nada, por favor.
    Sale barato y quedas mejor.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: