Acierta el fallo

1 enero 2010

"El Supremo anula las ayudas a familiares de presos de ETA"

Vamos de mal en peor.
Resulta que no se puede
pagar una subvención
a las familias de quienes
viven sembrando el temor
cuando presos se les tiene
lejos de su “nación”.

Esto no es lo que era ya.
Que cualquier día de éstos
prohíben también llevar
marisco a los pobres presos
y un poquito de champán
cuando quieren todos ellos
con alegría brindar
por haber un nuevo muerto.

Ellos, que tras el cristal
se muestran siempre tan fieros
delante del tribunal
pero que sudan de miedo
si llegan sólo a pensar
verse rodeado del pueblo
sin llevar el amonal;
Ellos, ellos mismos, ellos,
apoyados por el clero
(¡qué dífícil de aceptar!)
viven esclavos y siervos
de una forma de pensar
con un objetivo ciego
que jamás alcanzarán.

Son tan pobres, pobres ellos,
que debieran de tratar
desde el mando del gobierno
no dejarlos escapar
nunca de entre esos hierros,
que es su sitio natural,
hasta el final de los tiempos
e incluso un poquito más.

A ver si se les ocurre
al quitar ese dinero
a las familias de presos,
dárselo a aquellos que sufren
la pérdida de los suyos
que se van en ataúdes
dejándonos en un nudo
de una angustia indisoluble.

Add to Facebook Add to Twitter

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: