Copiar

4 diciembre 2009

"El proyecto de Ley antipiratería a debate"

¿Dónde acaban mis derechos?
Donde empiezan los de otros.
Y eso, que siempre fue un hecho,
ahora se debate en foros.

Los autores, si algo crean,
no sólo es amor al arte,
sino que incluso desean
que por ello alguien les pague
y así pagar su hipoteca
como todo el mundo lo hace.

Por eso si compro un compact,
o en su caso un DVD,
él recibe tras mi compra
una parte del parné.
Lo que el autor nunca huele
es si yo, que soy atento,
se lo grabo a un amiguete
y se lo paso, lo entrego,
como él mismo me hace siempre.
Y ahí nunca se han metido
porque parece que entienden
que yo tengo permitido
copiar hasta los cassettes.

Pero sí tengo yo claro,
como lo tiene mi amigo,
es que si me gusta algo
prefiero tener el mío,
el mío, el original,
limpiarlo y sacarle brillo
y tenerlo en un altar.
O, vamos, lo que es lo mismo,
que si es copiar por copiar,
tengo hasta los chunguitos,
y las pelis de Van Damme,
que nunca me compraría
teníendolos que pagar.

Y exactamente lo mismo
lo podemos aplicar
al intercambio de archivos
en el emule, en el Kad,
en páginas de ‘prestigio’,
o hasta incluso al Googlear.

Lo que sí tiene delito,
y habría que castigar
es el comercio con copias,
el que gana por copiar
y venderlas por la boina
y hasta sin pestañear.
Y también al que les compra
esas copias tan piratas
y que en su casa amontonan
a pesar de ser tan malas.

Esos sí roban dinero
al que lo debe ganar
y permiten que estos cuervos
ganen por piratear
el trabajo que hacen otros
que nos brindan su crear.

Add to Facebook Add to Twitter

3 comentarios to “Copiar”

  1. Ras Says:

    Muy buena🙂

    Me encanta haber descubierto este blog

    Te dejo mi viñeta sobre el tema del mes😛

    http://unrespetoalascanas.wordpress.com/2009/12/04/el-emule-se-va-al-paro/

    Saludos

  2. neo Says:

    Le voy a hacer una pequeña modificación:

    Los arquitectos, si algo crean,
    no sólo es amor al arte,
    sino que incluso desean
    que por ello alguien les pague
    y así pagar su hipoteca
    como todo el mundo lo hace.
    Por eso si entro en El Prado,
    o miro la torre Eiffel,
    reciben, de lo que pago,
    una parte del parné.

    ¿Imagináis que un arquitecto pretendiera que cada vez que entras a un edificio diseñado por él, tuvieras que pagarle derechos de autor? Ridículo, tan ridículo como colgar esta rima en el blog que habla de lo de la Rosario Flores y su “nos morimos de hambre”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: